Sé lo que significa, pero… ¿Cómo hago para sentir gozo?

Definitivamente para alcanzar esta emoción, es necesario haber podido limpiar un poco nuestra mente, formas de actuar y reaccionar ante ciertas situaciones, orientando tu vida progresivamente a una manera de ser suave y relajada.

Esto se domina desde la parte interna de cada uno, la parte espiritual. 

Más abajo te comentaré algo muy importante a tener en cuenta. Y es que no es lo mismo hablar de espiritualidad que hablar de espiritismo o religión, estos dos últimos no son conceptos que manejan el gozo como emoción, sino más como una especie de bendición.

Muchas personas me dicen que es imposible sentir gozo. Otras, en cambio, han experimentado gozo cuando hacen una actividad como comer alguna comida muy bien preparada, o cuando disfrutan de una caminata en la naturaleza, de admirar a sus hijos, y muchas formas más a través de lo material, y es válido. 

No pudiéramos encasillar la posibilidad de sentir gozo a un factor o a un desencadenante específico, pero mis estudios a través de los años y los de muchos otros profesionales de la salud emocional determinan que el trabajo espiritual es el camino más efectivo a un sentimiento de gozo duradero.

Saber distinguir la espiritualidad de la religión

Conozco personas dentro del ámbito espiritual profundo, personas que logran una conexión espiritual nada conectada a la religión, sino más bien, a las ciencias de la mente, Un curso de milagros, la meditación y el yoga, que han logrado mantener un estado de gozo sostenido en su vida sin importar las circunstancias varias que atraviesen en su vida.

Esto en comparación al sentimiento de gozo casi efímero generado por algún evento trivial en personas nada acercadas a su parte espiritual, denota un resultado mucho más placentero en las personas que trabajan su parte interna, ya que pueden incluso evocar estas emociones casi por encima de cualquier emoción o sentimiento negativo.  

Es por esto por lo que, despegar un poco el gozo de eso que creemos que es, lo que vemos y tocamos como logros y éxito, ayuda más a que experimentes esa emoción con mayor profundidad y permanencia, esto ocurre cuando lo espiritual entra en acción en tu vida. 

Hay una diferencia grande entre espiritualidad y religión, la espiritualidad es la comunión interna contigo mismo y con Dios, esa conexión que te permite hablar con tus sentimientos, generar placer solo por el hecho de entenderte a ti mismo y entender tu entorno, esta satisfacción es seguramente algo que debes experimentar. 

Ahora bien, la religión en contraposición a la espiritualidad se trata de un sistema entrelazado de creencias y costumbres que unen a una comunidad de personas en base a un símbolo externo que representa divinidad y lo que conlleva a una aparente comunión con Dios, no desde tu yo interno.

Mientras que el espiritualismo se trata de trabajo interno, la religión es una doctrina de adoración a un ente externo vista como un deber.

Con esto no quiero implicar que la religión es algo malo, de hecho, yo soy católica, sin embargo, mi visión sobre la religión, el amor y reverencia ante Dios, trascendió cuando experimenté la espiritualidad sin límites.

Solo quiero enfocarme en la definición textual de la religión para dejar bien clara la diferencia y que puedas tener una vía clara para entender cómo fomentar el gozo en tu vida trabajando tu inteligencia espiritual.

Muy pronto encontrarás más contenido dirigido al trabajo de tu parte espiritual con la finalidad de que logres experimentar estas emociones, como el gozo, que traerán una sensación de calma, paz y satisfacción seguramente incomparables. 

VIRGINIA RANGEL

Otros post que pueden interesarte


Comparte con tus amigos:


¿Tienes preguntas? Toca Aquí
Estoy para ayudarte.
¡Hola! Haz clic en el botón de abajo si necesitas iniciar una conversación conmigo.
Normalmente te responderé en pocos minutos