¿Decepcionado de tu pareja?

La preocupación por buscar una pareja en la vida de todas las personas inicia desde temprana edad. La historia de la vida familiar de la niñez contribuye a la creación de las imágenes mentales y creencias sobre las relaciones, incluyendo la de pareja. 

En la adolescencia, comienzan los tropiezos más marcados en la búsqueda de la conexión con una persona con la que se puede tener intimidad, compartir secretos, experimentar el amor y el sentirse seguro que es parte importante en la vida de alguien más. 

Algunas personas sienten que fallan muchas veces cuando la relación no dura mucho tiempo y sufren grandes decepciones. 

¿Cómo fue tu primera relación de pareja?

Al principio, todos creemos que nos enamoramos de la persona con la que conectamos o buscamos, para iniciar el romance. Han habido relaciones que llaman “amor”, aunque no todas son precisamente eso. 

Cuando se comienza una relación de pareja, por muy joven o mayor que seas, siempre es bueno que te preguntes ¿Por qué decidiste iniciar esa relación con esa persona? 

Pareciera tonto esto, pero no lo es, porque dependiendo de las necesidades emocionales que los dos tengan es que se conectan.

Por ejemplo, un joven que vive muy solo, porque sus padres están siempre ocupados es un candidato a buscar sin descanso, una conexión amorosa. Una mujer que ha sido abandonada por su padre o vivió el divorcio de ellos, tiene toda la tendencia a querer tener una relación amorosa urgente para sentirse apoyada y protegida. Una persona mayor, desde los 40 años, que ha podido convivir con una pareja anteriormente y la pierde, busca un compañero o compañera para seguir su vida.

También una persona que siente lástima por otros, es capaz de “enamorarse” para ayudar a la otra persona a resolver su situación. Otros han confirmado que, se enamoraron porque era muy bonita ella o muy apuesto el hombre. Se han visto cualquier cantidad de casos. 

Luego de que pasa ese tipo de manifestaciones de “amor”, que no es propiamente el de una relación de pareja, es como si se rompiera el cristal en medio de los dos, revelándose todo aquello que estaba oculto del supuesto amor, comenzando a salir la historia individual familiar en medio de todo, donde justo se partió el cristal. No es la historia familiar de un solo lado, ¡NO! son las dos historias que comienzan a batallar y a sacar las verdades individuales, lo mejor y lo peor de cada quien. 

¿Cómo resolver los problemas de pareja?

Es por esto que, si las personas asisten a una buena terapia de parejas, pueden cambiar el curso de la historia que inició su relación de pareja. Aunque debo decirte, no todas las terapias funcionan al depender de factores individuales de los integrantes de la relación y del especialista. Y esto último permitirá que, cada una de las personas puede tomar su camino, despidiéndose para siempre, o bien, arreglar las cosas. 

Cuando se inicia con el trabajo personal en sus historias familiares, puede existir la gran oportunidad de recuperar la relación de pareja, es lo más probable, porque el verdadero amor que se tienen, tiende a aflorar y la relación renace.

Sin embargo esto no es así de simple, como les decía. 

El dolor por los maltratos verbales (gritos, discusiones, intolerancia), la victimización de las partes (manipulación, mala comunicación, desprecio), el poco amor propio de las personas (infidelidades, provocaciones, estar fuera del hogar mucho tiempo) en muchos casos hace que se declaren la guerra donde domina la ironía y el uno espera que el otro cambie de la forma que cada quién quiere o se le antoja. 

Lo que quiere decir, que si no se comprende claramente, que todo es parte de la historia individual y no se perdona lo ocurrido de forma sincera, amorosa y honesta, la relación de pareja seguirá teniendo la tendencia a terminarse. 

El seguir juntos es una decisión individual, que no puede ser un sacrificio o una obligación de alguna de las partes, ni por lo hijos, ni por el qué dirán. Requiere de haber entendido el proceso de cada uno, sin arrogancia, ni miedo a perder el control de su vida. 

Porque esto es, justamente, lo que sucede cuando las personas andan tratando de ver si pueden salvar su relación de pareja, tienen la idea de tener que ceder, cosa que no soportan y no es que están cediendo nada, están entendiendo cuál era la historia individual, que adicionalmente, se parecen a la de cada uno, han tenido eventos similares que podrían lograr superar juntos si tienen la humildad y el amor propio para verse. 

VIRGINIA RANGEL

Life Consultant

Contáctame si quieres saber sobre mi programa sobre Parejas Felices

Comparte con tus amigos:


¿Tienes preguntas? Toca Aquí
Estoy para ayudarte.
¡Hola! Haz clic en el botón de abajo si necesitas iniciar una conversación conmigo.
Normalmente te responderé en pocos minutos