La Culpa o Remordimiento: Mi Historia Profesional Para Solucionar Este Sentimiento

¿Es Necesario Sentirse Culpable Para Ser “Algo Bueno” En La Vida? 

Si has llegado hasta acá, probablemente tengas un pequeño escalofrío o nudo el estómago al acordarte de algo que hiciste para “Alcanzar una Meta” o “Ser Exitoso”. Quizá sientas culpa por algún asunto familiar, o sientas ese típico remordimiento por haberle ocultado algo a un ser querido, compañero o jefe con una mentirita blanca. 

Sea cual sea tu caso sigue leyendo y encontrarás una que otra solución para saber si el grillo de la consciencia tiene razón o por el contrario tu mente está creando culpa, remordimiento o arrepentimiento por alguna situación sin fundamento.

Así como lo lees, si te sientes culpable de algo, hay que primero analizar varios factores para determinar si es un sentimiento auto inducido, o por el contrario es justificable según la situación.

El Remordimiento. ¿Se Puede Justificar Algo Que Hicimos Por “Ser Mejores”?

Desde hace mucho tiempo he estado lidiando con esto de la culpa. Y claro está, no fue trabajo fácil. Primero, para mí fue bastante complicado entender lo siguiente en mil ocasiones distintas: 

¿Soy culpable de lo que sucedió?

Esta frase aplicó para accidentes, errores en el trabajo, discusiones familiares y tantos otros escenarios donde mi mente debatía entre si hacerme sentir libre o por el contrario darme una dosis de remordimiento porque “Pude haber hecho algo distinto, para evitarlo o cambiar el resultado” o al menos eso pensaba en muchas situaciones a nivel personal.

No fue sino hasta mis treinta años aproximadamente que comprendí que existía algo que aun hoy en día se mantiene latente: La manipulación social que buscan unos sectores, para controlar a las personas y el poder económico, porque sentirse culpable es como llevar a rastras un contenedor de 40 pies, y estar de cierta forma, atados de manos para sentir que eres bueno. 

“Esto implica que no siempre estamos en lo correcto al sentirnos culpables. Hay personas poderosas con influencias masivas que buscan crear un sentimiento colectivo de culpa para que actuemos como ellos quieren”

Cuando comencé a estudiar la culpa, lo que descubrí era TOTALMENTE lo opuesto a lo que pensaba.

Luego de haberme encargado de resolver mis sentimientos de culpa a nivel personal, me dediqué a ayudar a las personas a superar entre tantos problemas emocionales, este preciso sentimiento de culpa y remordimiento que aparecía constantemente en el ámbito profesional, para la época en el que abría las puertas del Centro Kiadericas en Venezuela, el primer centro especializado en fomentar el bienestar a través del trabajo de las emociones e inteligencias múltiples, algo así como un spa perfecto para la mente. 

En este momento aprendí gracias a tantos casos distintos que pude tratar, que era una solución no solo de inteligencia emocional sino de inteligencia espiritual y te podrás preguntar… ¿Qué es esto y cómo lo consigo?

Yo misma debo confesar que la inteligencia espiritual no era en ese momento un concepto que a menudo aplicara, pero conforme empecé a estudiarla, comprendí que era la pieza faltante del rompecabezas, pues hasta entonces, las soluciones para la culpa parecían solo momentáneas.

Luego de haber asimilado este gran descubrimiento, me enfoqué en la definición “perfecta” de la culpa o el remordimiento y la solución más efectiva para salir de ella, y el resultado te sorprenderá. 
Aunque conlleva un poco de trabajo estas son las 3 soluciones efectivas para empezar a liberarte de la culpa

Así que no te preocupes de más, ni tampoco te castigues a ti mismo, sentirte culpable al final de todo puede que incluso no sea tu culpa 😉.

Virginia Rangel S.  

Comparte con tus amigos:


¿Tienes preguntas? Toca Aquí
Estoy para ayudarte.
¡Hola! Haz clic en el botón de abajo si necesitas iniciar una conversación conmigo.
Normalmente te responderé en pocos minutos